Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Acerca del CLAD Publicaciones Revista del CLAD Reforma y Democracia Artículos por número publicado 006, Julio 1996 La gestión de políticas públicas y la naturaleza de la gerencia pública : una referencia al caso chileno
Navegación
 

La gestión de políticas públicas y la naturaleza de la gerencia pública : una referencia al caso chileno

José Alvarez Madrid

La reformulación de la función de la gestión pública en el mundo actual, cuestiona la clásica distinción entre política y administración; la división cartesiana entre pensadores y ejecutivos y la reducción del management público a la mera implementación o ejecución de políticas. La interdependencia entre la formulación de políticas y su ejecución es lo que determina la principal función del management público.

Desde esta perspectiva se observan patologías en la gestión pública que se refieren a la deficiente coordinación entre formulación y ejecución de las políticas públicas; la escasa coordinación interministerial e intersectorial y la poca atención prestada a usuarios y clientes, que ilustra con ejemplos del caso chileno, mostrando también ejemplos exitosos de mejoramiento de la gestión pública en ese país.

Los nuevos escenarios de inestabilidad en el entorno actual de los sistemas de gobierno como efecto de la creciente globalización y tecnificación, les exige ahora incorporar un permanente proceso adaptativo. Ciertas normas de estabilidad burocrática frenan este nuevo accionar: plantas de personal y sueldos fijados por ley; inamovilidad funcionaria; ascensos basados en antigüedad, etc. Surge entonces la cuestión de cómo lograr el debido equilibrio entre el control de la función pública y la agilidad en la gestión y el ejercicio de la función adaptativa.

Este escenario exige un nuevo perfil de ejecutivo público, trascendiendo su rol tradicional de administrador, que enfatiza el mantenimiento del sistema, la regularidad de los procedimientos y la estabilidad institucional, incorporando ahora la figura de "productor", responsable ya no sólo de procedimientos sino que también de resultados; y el de "innovador", que promueve la acción, actúa de sensor de las necesidades de cambio y alerta y propone al decisor político nuevas respuestas y, por último, el de "integrador", que convoca alianzas, potencia la coordinación y construye redes de coordinación de acciones.

Esta diversidad de roles enfrenta el ejecutivo público a incrementar sus competencias como gestor, incluyendo ahora no solamente las habilidades técnicas y de administrador sino sus competencias interpersonales, como líder, gerente y generador de redes, gestor de entornos y de equipos de trabajo.

El artículo describe un conjunto de medidas de modernización de la gestión pública que se están implementando en Chile que incluyen externalizaciones, subcontratación de servicios, rediseño de procesos y reingeniería, creación de unidades autónomas de gestión, y el diseño y utilización de indicadores de gestión; compromisos de desempeño, suscritos ya por 43 servicios públicos, que incluyen la obligación de definir sus estrategias, orientarse al usuario, rediseñar sus procesos y comprometerse a la obtención de resultados medibles.

Acciones de Documento