Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Acerca del CLAD Publicaciones Revista del CLAD Reforma y Democracia Artículos por número publicado 001, Enero 1994 La reforma del Estado y la política social
Navegación
 

La reforma del Estado y la política social

Carlos Blanco

Se examina la ubicación de la política social en relación con la política económica, en el contexto de la reforma del Estado en América Latina . Se propone una política integral, dirigida a erradicar

la pobreza y a mejorar la calidad de vida de la población. Se destaca la importancia de la descentralización y se comentan los cambios necesarios en el Estado para alcanzar estos objetivos.

El crecimiento explosivo de la pobreza en América Latina plantea nuevos desafíos a los gobiernos democráticos. A la vieja pobreza latinoamericana, producto de procesos de urbanización y del deterioro de las condiciones de intercambio de sus exportaciones, se suma una "nueva pobreza", producida en el marco de la crisis económica de los años ochenta y de las medidas de ajuste destinadas a combatirla.

Las características actuales de la pobreza, vinculadas a un estilo perverso de modernización, plantea la necesidad impostergable de implementar políticas sociales adecuadas. La visión economicista de la crisis es insuficiente para dar respuesta a los problemas esenciales, limitándose a paliar la situación y a reproducir la vulnerabilidad de los sectores más pobres de la población.

Es preciso asumir con claridad la disyuntiva entre las políticas sociales destinadas sólo a contener, y por consiguiente a reproducir la pobreza, y las políticas sociales destinadas a erradicarla.

Estas deben centrarse en la creación de condiciones para la inserción de la población en la actividad económica, en los niveles de modernización que está alcanzando la sociedad.

Una política social integral no puede desarrollarse sólo en base a la acción del sector público, sino que debe contar con la participación de la sociedad civil, a través de sus organizaciones. Esta dinámica requiere de un potente desarrollo de la descentralización, que implica transformaciones en la naturaleza del Estado, con reformas de orden administrativo, económico, político, financiero,

jurídico e institucional, como forma de darle una dimensión social al Estado democrático.

Los cambios fundamentales que debe experimentar el Estado para adelantar políticas con sentido social se orientan en torno a las siguientes acciones: 1) transformaciones del Gobierno Central; 2)

promoción de la descentralización; 3) impulso a la coordinación interinstitucional; 4) desarrollo de la Gerencia Social; 5) realización de una audaz política institucional; 6) desarrollo de indicadores sociales; 7) atención a la clase media; y 8) desarrollo de una cultura para enfrentar la pobreza.

Acciones de Documento

Logo Siare

EIAPP

Logo Redes del CLAD

Logo Asociación CLAD

Publicaciones

Revista 74 CLAD
Suscripción Boletín Reforme

Suscribase al Boletí­n Reforme para recibir semanalmente información actualizada sobre temas importantes.

« Febrero 2020 »
Febrero
LuMaMiJuViDo
12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829