Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Noticias de Interés Por una mayor transparencia en la gestión de la ayuda internacional
Navegación
 

Por una mayor transparencia en la gestión de la ayuda internacional

— archivado en:

Reportaje - GlobalVoices, 26-09-2010

En un excelente comunicado de tres páginas titulado "Más transparencia en la administración de la ayuda exterior es crucial para una mayor efectividad", Sam Moon y Tim Williamson demuestran cómo la falta de transparencia puede reducir la capacidad de los contribuyentes para pedir responsabilidades a sus gobiernos, al no estar claro qué proyectos están financiados por el gobierno y cuáles por donantes externos. La falta de transparencia en la administración de la ayuda exterior lleva a una falta de transparencia en los presupuestos del gobierno, señalan los autores. "Sin transparencia, la diferencia entre la ayuda recibida y la ayuda utilizada es difícil de medir, y la corrupción es más difícil de localizar y eliminar".

La falta de transparencia en la administración de la ayuda exterior también dificulta la colaboración entre los distintos proyectos filantrópicos. En la clasificación por países de los casos de estudio sobre "tecnología para la transparencia" nos encontramos con varios proyectos financiados por un mismo donante, pero cuyos participantes ignoraban la existencia de los otros hasta que los pusimos en contacto. Una simple lista de proyectos por región y tema ayudaría considerablemente a promover la colaboración y evitar la duplicación de proyectos.

La incapacidad de los gobiernos para contabilizar el flujo de ayuda que entra al país es tan solo una de las consecuencias negativas de la falta de transparencia; también es causa de la desinformación acerca de la cantidad y la efectividad de la ayuda económica y las ayudas al desarrollo. Según una encuesta llevada a cabo por el Proyecto Borgen, los ciudadanos estadounidenses calculan en promedio que el 24% del presupuesto federal se destina a asistencia al desarrollo. En realidad, es menos del uno por ciento. Es decir, unos 25 centavos al día por cada estadounidense. Además, menos de la mitad de esta ayuda se destina a los países más pobres; los que reciben más dinero son aliados estratégicos como Egipto, Israel, Rusia, Pakistán, Afganistán e Irak.

Las buenas noticias: hemos llegado al punto en el cual todos estamos de acuerdo en que tenemos que trabajar por una mayor transparencia en la administración de la ayuda. El desafío, y el desacuerdo, residen en cómo hacerlo. Por ejemplo, ¿cuán detallada debería ser la información? ¿Se está violando la privacidad de trabajadores individuales al hacer públicos sus salarios? ¿En cuánto tiempo se debería hacer pública la información? ¿En qué formato? ¿Cómo hacemos que toda esta información pueda ser consultada, agrupada y asimilada si viene de diferentes donantes? ¿Cuáles son los modos más eficaces de integrar la publicación de información con la contabilidad del donante y los presupuestos del país receptor? ¿Habría que publicar los futuros presupuestos junto con las inversiones pasadas y los gastos presentes?

Estas preguntas tienen difícil respuesta, y su dificultad reside probablemente más en cómo cada institución gestiona sus registros que en las diferencias ideológicas relacionadas con la privacidad y el poder. Afortunadamente, existen varias iniciativas para desarrollar estándares que favorezcan la transparencia. Una de ellas es la Iniciativa Internacional para la Transparencia en la Ayuda para el Desarrollo [IATI, por sus siglas en inglés] , una "coalición temporal de gobiernos donantes, gobiernos de países en vías de desarrollo y ONG" que se formó en la Agenda para la Acción en Accra en 2008, nacida de la Declaración de París sobre la Efectividad de la Ayuda Internacional 2005. Según su sitio web, "el papel de la IATI consiste en desarrollar estándares consistentes y coherentes aplicables a los informes de los donantes sobre el gasto de la ayuda".

En noviembre de 2008 el comité planificador de la IATA inició lo que sería un proceso de 18 meses para definir:

* Un formato común y estándar y un conjunto de definiciones para la publicación de información relacionada con la ayuda internacional

* Un código de conducta para los signatarios de la iniciativa

Según su último boletín, estaban trabajando para alcanzar un acuerdo antes de julio sobre qué datos deberían publicarse, cuya implementación debería comenzar en diciembre, así como el código de conducta acordado.

Publica lo que donas tiene como finalidad informar sobre la importancia de la transparencia en la gestión de la ayuda, y presionar a los EE UU, la Unión Europea y el Banco Mundial para que cumplan objetivos de transparencia específicos [eng].

Si todo va bien la información de los donantes acerca de sus gastos y actividades debería comenzar a fluir en abundancia a principios del año próximo. Pero, ¿cómo interpretar toda esta información? ¿Cómo se crean mecanismos para que una mayor transparencia realmente produzca una mayor rendición de cuentas por parte de los participantes en los proyectos filantrópicos, los gobiernos que reciben ayuda, y los donantes?

Para mayor información, haga click aquí

Acciones de Documento

Logo Siare

EIAPP

Logo Redes del CLAD

Logo Asociación CLAD

Publicaciones

Revista 75 hor
Suscripción Boletín Reforme

Suscribase al Boletí­n Reforme para recibir semanalmente información actualizada sobre temas importantes.

« Septiembre 2020 »
Septiembre
LuMaMiJuViDo
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930